“Si hay que ir a prision, voy. No le temo ni a la Carcel ni a la muerte. Soy un guerrero y como tal me comporto. Soy una figura pública y puedo ir donde sea”: ‘Popeye’, tras captura de narco con el que estaba.

“No es delito ir a una fiesta”: ‘Popeye’, tras captura de narco con el que estaba

El exsicario de Pablo Escobar estaba en la fiesta donde fue capturado Juan Carlos Mesa, alias ‘Tom’

La Fiscalía de Colombia pidió revocar la libertad condicional del exjefe de sicarios de Pablo Escobar, Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias “Popeye”, tras ser visto esta madrugada en la fiesta en que fue detenido Juan Carlos Mesa, alias “Tom”, uno de los narcos más buscados del país.

“Si hay que ir a prision, voy. En poco tiempo estaré de nuevo atacando este maldito gobierno. No le temo ni a la Carcel ni a la muerte. Soy un guerrero y como tal me comporto. Soy una figura pública y puedo ir donde sea”, respondió ‘Popeye’ en Twitter.

Según un comunicado de la Fiscalía, “Popeye” incumplió los compromisos adquiridos en el momento de firmar el acta de libertad condicional al acompañar a “Tom”, por quien la justicia de Estados Unidos ofrecía una recompensa de 2 millones de dólares y contra quien pesaba una orden de captura. Para la Fiscalía colombiana, la actuación de Velásquez Vásquez “es un hecho de altísima gravedad que afectaría el beneficio otorgado”.

“Tom”, uno de los capos del narcotráfico más buscados del país, se encontraba de fiesta celebrando su 50 cumpleaños junto a “Popeye” cuando fue detenido hoy en una finca-hotel de una zona rural de la vereda (aldea) Guamito del municipio de El Peñol, en el departamento de Antioquia (noroeste).

“Popeye” estuvo más de 23 años en la cárcel y ha manifestado en diversas entrevistas que se reintegró a la sociedad. En los últimos años se había convertido en un fenómeno de Youtube, donde se hace llamar “Popeye arrepentido”, y ante varios medios de todo el mundo que le entrevistaron mostraba una supuesta nueva actitud y contaba su historia al lado de Escobar.

En medio de una grabación reciente con un grupo de periodistas, el exjefe de sicarios llegó a bajarse del vehículo en que viajaba y amenazar a una mujer que le había llamado “asesino” desde una motocicleta cuya matrícula llegó a fotografiar.

El sicario incluso abrió una cuenta en Twitter, donde se califica como “defensor de derechos humanos” y “leyenda”, y en la que suele dar sus opiniones sobre política. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *